Puente Anhalter Steg de Berlín
Puente Anhalter Steg de Berlín
Puente Anhalter Steg de Berlín

Desde Anhalter Steg a Wilhelm-Spendler-Brücke, Berlín se enorgullece en tener un gran número de puentes preciosos, algunos muy antiguos, algunos nuevos. Teniendo en cuenta la abundante cantidad de ríos, lagos y cauces de agua que se pueden observar a todo lo largo y ancho de esta ciudad, realmente, no debería ser sorprendente. De hecho, a los berlineses les gusta afirmar que tienen más puentes que la ciudad de Venecia, algunos orgullosos berlineses cuentan que son 969 puentes en total.

En los años posteriores a la caída del Muro de Berlín, se completaron al menos unos 190 puentes nuevos. Muchos de los puentes que habían sido descuidados ya han sido reparados. Los planificadores de la ciudad pusieron mucha atención en cuidar los detalles de estos nuevos puentes, y al mantenimiento y la renovación de los puentes que ya existían se les dio una alta prioridad.

Ya sea sobre el río Spree, el Landwehrkanal, el Havel o sobre las carreteras, estos puentes no son sólo marcas importantes en la historia de la construcción de la capital alemana, sino, que también son brillantes Ingenieurkunst (obras artísticas de ingeniería) dignas de observar. Posiblemente sea imposible verlos todos en una sola visita, pero aquí te mostramos una lista de diez puentes preciosos que podrías disfrutar en tu visita a Berlín:

1. Puente Anhalter Steg:

Puente Anhalter Steg de Berlín

Puente Anhalter Steg de Berlín

Fue terminado en 2001, este puente cruza el canal Landwehrkanal y las calles aledañas de Hallesches Ufer y Tempelhofer Ufer en Berlín-Kreuzberg. Este puente conecta al Museo Alemán de Tecnología con el Hotel Hallesches Ufer. El puente Anhalter Steg en realidad son dos puentes peatonales en uno solo.

2. Puente Bösebrücke:

Puente Bösebrücke de Berlín

Puente Bösebrücke de Berlín

Conecta los distritos berlineses de Wedding y de Prenzlauer Berg. El puente Bösebrücke se hizo famoso porque fue uno de los puentes fronterizos que conectaron Alemania oriental y Alemania occidental durante la época de la Guerra Fría en Berlín. Este puente fácilmente reconocible por los fans de las películas de espías y aquellas que representan la etapa de la Guerra Fría. Construido en 1916 y con casi 140 metros de longitud, es el primer puente de acero de Berlín y se ha colocado en la lista de preservación de sitios de gran interés histórico. En 1989, el Puente Bösebrücke fue el primero en la DDR (Alemania Oriental Comunista) en abrirse a los miles de ciudadanos de Alemania Oriental que reclamaban su paso hacia Berlín Occidental.

3. Puente Gustav-Heinemann:

Puente Gustav-Heinemann de Berlín

Puente Gustav-Heinemann de Berlín

Este puente cruza el río Spree justamente sobre el Spreebogen (curva del río Spree) en Berlín-Mitte y se terminó su construcción en el año 2005. Ubicado en el mismo corazón del nuevo Berlín, conecta el distrito gubernamental y Spreebogenpark con la estación de servicio de la Hauptbahnhof (estación central de Berlín) y para muchos visitantes que llegan a Berlín es el primer puente que cruzará al entrar en la ciudad.

4. Puente Glienicker:

Puente Glienicker Brücke de Berlín

Puente Glienicker Brücke de Berlín

Cruzando el río Havel en el extremo sur-occidental de Berlín, se encuentra este puente que conecta Berlín con Potsdam y es probablemente más conocido por ser el lugar donde los espías de la Guerra Fría fueron intercambiados entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Mientras se mantuvo aislado entre el sector americano de Berlín Occidental y la Postdam ocupada por los soviéticos, este fue uno de los pocos lugares donde los dos países podrían realizar contactos directamente sin tener que consultar a sus aliados. El puente fue construido en 1907, aunque fue necesario un trabajo de reconstrucción de gran envergadura después de la Segunda Guerra Mundial.

5. Puente Jungfernbrücke:

Puente Jungfernbrücke de Berlín

Puente Jungfernbrücke de Berlín

Construido por obreros holandeses en 1798, el puente Jungfernbrücke es el puente de madera más antiguo de Berlín que aún conserva su forma original y hasta 1919 fue utilizado como un puente levadizo. Ubicado en el lado sur de la Spreeinsel (Isla Spree) en Berlín-Mitte, es algo así como una pieza de museo, después de haber resistido milagrosamente la prueba del tiempo y los intensos bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Algunos afirman que el nombre del puente (Puente de la Soltera o el Puente de la Virgen) se deriva de una antigua tradición que según cuentan se han practicado aquí. Donde una futura esposa debía cruzar el puente antes de su matrimonio. Si las tablas crujían, su virginidad sería puesta en duda.

6. Puente Kaisersteg:

Puente Kaisersteg de Berlín

Puente Kaisersteg de Berlín

Se encuentra cruzando el río Spree, en Treptow-Köpenick entre Bahnhof Schöneweide y la antigua zona industrial. El puente conecta los barrios de Ober y Niederschöneweide en Berlín. El puente original fue destruido por las SS alemanas durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial y no se construyó un reemplazo hasta después de la unificación alemana, transcurriendo más de 60 años. El impresionante puente Kaisersteg tiene 140 metros de largo, y una amplitud de 5 metros de ancho.

7. Puente Kronprinzen:

Puente Kronprinzen de Berlín

Puente Kronprinzen de Berlín

Kronprinzenbrücke fue el primer enlace entre la parte oriental de la ciudad y la parte occidental después de la caída del Muro de Berlín. Se encuentra cruzando el río Spree entre el distrito gubernamental y Spreebogenpark en Tiergarten y Berlin-Mitte. Su reconstrucción fue completada en 1996, y fue nombrado como el puente original.

8. Puente Moltke:

Puente Moltke de Berlín

Puente Moltke de Berlín

Este puente posee un distintivo color arenisca rojizo y fue terminada su construcción en 1891, es la contrapartida al Kronprinzenbrücke, se encuentra cruzando el Spree entre el distrito gubernamental cerca de la Cancillería y Berlín-Mitte, sólo que está ubicado en el lado oeste de la Spreebogen. Lleva el nombre de quien fuera el Jefe del Estado Mayor prusiano desde 1857 a 1888, Helmuth von Molkte, este hermoso puente también se ha colocado en la lista de preservación de sitios de gran interés histórico. Engalanado con esculturas de algunos de los artistas más notables de la época como Wilhelminen, el Moltkebrücke ofrece un contraste interesante con sus similares modernos, río arriba.

9. Puente Monbijou:

Puente Monbijou de Berlín

Puente Monbijou de Berlín

Situado en el extremo norte de la famosa isla de los museos de Berlín, en Berlín-Mitte. El puente Monbijoubrücke se extiende por el río Spree. Después de años de reconstrucción y medidas de emergencia, la parte norte de este puente fue terminado en 2006. El doble puente original fue construido en 1902 y 1904 y recibió su nombre del cercano Castillo Montbijou, monumento que aun sigue en pie. Y el nombre francés es ciertamente apropiado en este caso por su apariencia en la punta norte de la isla que definitivamente tiene un toque parisino. Esta hermosa estructura de piedra arenisca también está protegida como monumento histórico y sirve como un paso popular para uno de los barrios más animados de la ciudad, Hackescher Markt (y alrededores).

10. Puente Oberbaumbrücke:

Puente Oberbaum de Berlín

Puente Oberbaum de Berlín

Originalmente construido como un puente de madera en 1724, el Puente de Oberbaum ahora es un puente de dos pisos considerado como uno de los monumentos históricos de Berlín. Sus dos torres, bóvedas de siete cavidades y el diseño de ladrillo gótico alemán le da un aspecto muy distintivo y han contribuido a hacer de él uno de los puentes más queridos de la ciudad.

Conecta los animados barrios de Friedrichshain y Kreuzberg de lo que administrativamente es el distrito Friedrishein-Kreuzberg de Berlín, estos dos barrios estuvieron divididos una vez por el tristemente célebre Muro de Berlín durante la Guerra Fría, lo que convirtió a este puente (o lo que quedaba de él después de la segunda guerra mundial) en un símbolo de división. Pero el puente Oberbaum volvió a la vida, junto con la unificación alemana y desde entonces se ha convertido en un importante símbolo de la unidad de la ciudad. La calzada y la acera del lado inferior se reabrió en 1994, la sección de tren elevado en el nivel superior se abrió cuando la conexión a la estación de metro Warschauer Straße se completó en 1995.

Los puentes de Berlín no son sólo marcas en la historia de la construcción de la capital alemana, también son brillantes Ingenieurkunst (obras artísticas de ingeniería) dignas de obeservar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *