Lo bueno de un lugar tan concurrido es que siempre tienen sitios en donde los turistas pueden alojarse, y es por ello que se inventaron cuartos, hoteles, hostales y uno que otro sitio para que la gente duerma y en Londres no es la excepción ya que aquí también hay en donde las personas que se encuentran de visita puedan descansar para poder ganar fuerzas y así continuar con su recorrido o ¿Por qué no? Para quienes tienen en mente quedarse varios días aquí le tenemos algunas recomendaciones que le servirán y de mucho.

Las zonas que más popularidad han ganado en cuanto a fama por tener sitios de descanso son Bayswater, Earl’s Court y Victoria quienes tienen estos sitios pero con el detalle de que sus precios suelen ser un poco elevados, pero por suerte la oferta y demanda ha venido a provocar que otros lugares abran sus puertas para recibir gente en un costo no tan elevado.

Hoteles. Los hoteles en todos lados por lo general suelen ofrecer habitaciones solas y en raras ocasiones habitaciones con el desayuno incluido por lo que se han vuelto bastante común entre los turistas, así que una de las primeras y mejores opciones es la de elegir uno que se acomode a un precio aceptable para su billetera y en lugar de gastar en un hotel lujoso pueda invertir ese dinero en un viaje extra en Londres mismo.

Apartamentos. Los apartamentos turísticos tienen muchas ventajas por sobre los hoteles pero la verdaderamente fuerte es que estos contienen una cosina para poder preparar tus propios alimentos, con lo que puedes ahorrar en eso en lugar de comprar alimentos en el hotel que por lo general son muy costosos, convirtiéndose ideal para quienes viajan en familia y logran ahorrar un poco en la comida ahorrando no solo en lo que gastarían en el hotel sino también en restaurantes y cocinas.

Hostales. Esta es una opción para quienes tienen un presupuesto un tanto limitado ya que este es menos personalizado y más compartido con otras personas por lo que se ha vuelto bastante popular entre los jóvenes estudiantes que se encuentran ahí con fines educativos y no tanto recreativos, la opción que tienen de compartir baño con otras personas hace que el precio sea aún más económico, que es lo que generalmente se busca, más allá de los lujos que muchos quisieran poder darse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *