Que ver en Viena
Que ver en Viena
Que ver en Viena

En Viena hay una serie de lugares que no visitarlos haría de nuestra estancia en ella un viaje incompleto, como si no hubiésemos ido a esta ciudad, es por ello que tenemos algunos lugares imprescindibles que recomendamos ampliamente con la intención de que en su viaje sea completo y su estancia inolvidable. A continuación la lista con los sitios más destacables que ver en Viena:

Catedral San Esteban de Viena

Catedral San Esteban de Viena

Stephansdom, La Catedral de San Estaban: se encuentra localizada exactamente en el centro de Viena y por su ubicación desde hace mucho tiempo se ha convertido en un símbolo patriótico de gran valor para los vieneses, su construcción data del siglo XIII y se le quiso dar un toque de iglesia al estilo romano pero por una u otra situación tomó un estilo algo gótico a partir de los siglos XIV y XV. Ha sufrido a lo largo de los siglos multitud de “catastrofes”, desde el asedio turco en el siglo XVII, las guerras napoleónicas y los bombardeos de la Segunda Guerrea Mundial, algo que no ha sido nada sencillo.

Palacio Schönbrunn de Viena

Palacio Schönbrunn de Viena

Palacio Schönbrunn de Viena: Este palacio sirvió como residencia de verano a los Habsburgo y es el que más representa a la Viena imperial de otras épocas. Se encuentra rodeado de jardines y algunas fuentes lo que le da un aire de naturaleza, gracias a que se pueden hacer visitas internas podemos descubrir sus enormes salas temáticas y decoraciones al estilo rococó.

Iglesia San Carlos de Borromeo en Viena

Iglesia San Carlos de Borromeo en Viena

Karlskirche: es el antecesor de la Karlsplatz que es la famosa y mejor conocida como iglesia de San Carlos y es uno de los miles de millones de monumentos que podemos encontrar en Viena y su construcción data en lo que marcó los finales de la peste, que se dio en el año de 1713. Es una iglesia con enormes dimensiones lo que hace que mucha gente pueda entrar al mismo tiempo, su exterior nos demuestra el estilo barroco en su máxima expresión por lo que se dice que estar ya sea dentro de ella o verla de cerca ya es una experiencia inolvidable para quien tiene la dicha de ser testigo de esta obra de arte convertida en iglesia.

Votivkirche: Para iglesias definitivamente la que deja opacadas a las demás sin duda alguna es la de Votivkirche porque para preferencia de muchas es esta la más bella de todas por su estilo neogótico que llena de belleza a los ojos de quienes son testigos de cerca de su belleza, fue construida en el lejano año de 1856 y el motivo de su construcción fue para festejar que se fracasó al momento de intentar asesinar a Francisco José por lo que aparte de bella es histórica su construcción.

Hofburg: Este era el lugar en donde se encontraban residiendo todos los integrantes de la familia imperial cuando no estaban en su residencia de verano claro está. Se encuentra localizado exactamente en el centro de la ciudad para gusto de los visitantes ya que con esto pueden visitarla sin dificultades. Hoy en día ahí están las oficinas del presidente austriaco, también hay salas de convenciones en donde se hacen reuniones importantes pero de igual manera se le da paso a la cultura ya que ahí también hay ciertos museos que se encargan de promover la cultura. Para quienes gusten ir a observar por dentro como vivían los Hasburgo se encuentran algunas salas para que puedan ver lo excéntricos que eran para la época en que se encontraban.

Staatsoper: Aquí definitivamente se esconde una historia aunque triste es muy impactante para quien logra poder escucharla, esta es la mejor conocida como ópera del estado y es considerado como todo un estandarte de la comunidad austriaca. Se dice que esta estructura al ese entonces emperador Francisco José le desagradó tanto ya que según sus palabras parecía una estación de tren que intentó mandar a reconstruirla pero que esa acción ofendió tanto a uno de los arquitectos que tuvieron la idea de esa construcción al grado de que se suicidó, dicha muerte impactó tanto a Francisco José que desde ese entonces siempre que le pedían su opinión acerca de algo siempre contestaba con un “está bien, es muy bonito” para evitar un incidente similar al que había vivido. El costo de la entrada a este histórico lugar es de 4€ los que en definitiva valen la pena pagar.

Rathaus: Es el ayuntamiento de Viena, tiene hermoso estilo neogótico como la mayoría de los edificios históricos de esta ciudad con la única diferencia de que sus colores hacen una combinación más que perfecta por lo que al mirarlo es inevitable sonreír gracias a su majestuosidad. En invierno se forma una enorme pista de hielo que es muy concurrida por los turistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *